29 mar. 2011

Ese Maldito Segundo...


Hace tiempo que estoy sumido en una rueda de infortunios, un pozo que poco a poco va cediendo al peso y paso de los años, con lo cual se hace más oscuro y profundo. Uno siempre intenta encontrar motivaciones que hagan desde mal momento, un trago menos trágico. 

Pero ayer me enseñaron una gran verdad que hasta ahora no me había dado cuenta, y lo cierto es que lo vivo cada día en mi piel, en mi cabeza… en mi ser. Es ese pequeño instante que para algunos puede significar entre ganar o perder, en mi caso la balanza del perdedor cada vez está más inclinada. 

Una medida de tiempo que puede ser ínfima, o una eternidad. Es ese maldito segundo de vida en el que pasas de estar más o menos bien, al ostracismo más duro. Esa pequeña unidad de tiempo es más que suficiente para que tus pensamientos vuelvan a estar donde no deben, donde no quieren estar. De hecho estar escribiendo esto significa que estoy en ese momento. 

Y por muy lejos que vayas, por muy borracho que estés, drogado o simplemente muerto, ese segundo sigue estando ahí. Al acecho, y tarde o temprano volverá, te dará donde más te duele y lo que era una velada amena, se puede convertir en un mundo de arenas movedizas. Hacía días, igual un mes que había planeado un viaje, pensando en salir de esa paupérrima forma de vida que tiene a mi mente posada en una cámara de tortura.

Un bonito momento, una voz intentando decirme que durmiera, y tan solo un segundo después ahí está… de nuevo sumido en un mundo de tinieblas del cual ni el más valiente de los héroes podría salir. Y dar una vuelta por Valencia sobre las 6:30 de la madrugada, solo con la soledad, sin chaqueta y mi mente puesta en mis problemas y metas que sé que no voy a poder conseguir si no tengo un golpe de suerte… No ayuda…


26 mar. 2011

Cuando el nerdo aparece...

Saluuudos amigos del nerdismo! Cuánto tiempo sin saludaros así verdad? Ya veis que últimamente mis publicaciones se habían tornado algo más serias.... Razonamientos, movidas que se me pasan por la cabeza y bla bla bla. Pero debido a que hoy me he lenvatado de buen rollete, y estoy to emocionao con el viajecito qu eme voy a pegar este fin de semana, que puede ser épico, pues cambiamos al tono jocos de siempre :D

Recordaráis al niño aleman que volvía loco delante del ordenador y de repente destrozaba todo lo que tenía al alcance de su mano? No? Ese fenómeno de internet que consiguió batir un record de visitas y de versiones hechas sobre el mismo vídeo... Bueno por si acaso os lo cuelgo:


Y aquí le tenéis hablando de que se quiere dedicar a ser metalero y dejar de ser un cantante de renombre del rap... en concreto eligió el Gangsta Style (Sin duda mi prefierdo).


Todo esto venía por que hoy una amiga nos ha colgado un vídeo, para mí fake pero eso no quita que nos partamos el ojal. De otro colgado de la vida que se vuelve loco y la lía parda en su habitáculo, sin duda creo que está poseído por el mismísimo demonio. Juzgarlo vosotros mismos:


Para mí hay 2 momentos esteleres cuando se mete en la sábada y se desnuda, y cuando coge el mando de la televisión y se intenta penetrar el ojete por encima del pantalón. Joder chilla como una cerda!!! Y después el final, el padre: Shut up!!! y todo en calma... genial! Tengo algún que otro vídeo más peeero, con estos 3 por hoy vamos servidos, así no desvelamos todo el material.






21 mar. 2011

Libertad en movimiento

Libertad, ese don tan preciado que pocos saben utilizar y muchos desean, o deseamos porque para que mentir en la era de la comunicación, de la democracia y demás demagogias yo me sigo sintiendo esclavo. Del sistema o básicamente del trabajo, ya que como aquel sabio desdentado dijo: “A Robar carteras… que no hay pa comer”.

Uno siempre intenta recordar esos momentos en los que era mucho más feliz que ahora, donde los problemas eran mínimos y ganarse el pan de cada día consistía en comportarse como una persona civilizada delante de sus padres. Pero por suerte uno encuentra esa anhelada libertad en donde quiere.

Yo, y a pesar de que no lo parezca por mi físico, la encuentro en un campo de fútbol, con la pelota en los pies, dirigiendo al equipo, dando asistencias y marcando goles. Durante el transcurso del partido, mi cabeza se evade completamente de la realidad, se centra en dar el máximo rendimiento y ser feliz dentro del terreno de juego.

Sin duda, me considero un enfermo del fútbol, veo partidos de ligas que nadie se imaginaría a altas horas de la noche, me leo todos los diarios deportivos que puedo, y me gusta comentar los partidos de mi equipo con mis amigos.  Y los que me conocen saben que echar un partido de fútbol para mí es algo más que un encuentro casual con los amigos.

Desde el momento que me calzo las botas, doy los primeros toques al balón, analizo la situación de cómo jugarle al equipo contrario… podría poner infinidad de cosas referidas a un mismo momento, pero sería repetirme. Para mí ese momento es la pura libertad. Puede ser un deporte muy seguido y muy poco entendido por los que no les gusta, pero el que ha estado jugando alguna pachanga con los amigos sabe de qué le hablo.

Es difícil de explicar, hay que vivirlo, pero para mí hay pocos momentos en los que esté contento de verdad, y uno de esos es estando en contacto con la pelota, desmarcarse, buscar un pase… concentración. Para mí es la libertad en movimiento. Y puede que muchos no lo entiendan,  pero para mí esos partidos que se juegan con los amigos, ya que ahora mismo me es imposible jugar de otra manera aunque en el pasado si pude, de semana en semana son pequeños momentos de felicidad que hacen que no me vuelva aún más loco

Y para amenizar un poco este momento de sinceridad futbolera:

13 mar. 2011

Saboreando momentos

Después de dos días de dormir poco y madrugar demasiado, en cuanto no he tenido nada que hacer ni nada que decir, he empezado a recordar este corto pero intenso fin de semana. Digo corto porque realmente empecé a currar el sábado de mañana, así que a las 6 en pie. Y también corto por que el día que tenía libre era el viernes.

Me gustan los momentos que se improvisan, los que salen espontáneamente y a lo mejor acabas de madrugada en algún bar de mala muerte, saliendo de marcha por ahí o simplemente en casa con unas cervezas, unos amigos y unos vicios a cualquier juego que se ponga por delante. Me encanta pensar que mi vida no está predestinada, y que puedo cambiar los hilos que la rigen cuando me lo proponga.

Y adoro la frase, por lo tanto esas situaciones también: Es que me han liado. Parece una tontería pero muchas veces esa frase, te lleva a hacer algo que no pensabas hacer, que rompe las reglas y que se folla a tus horarios. Estar de tapeo con los colegas, empezar a ponernos ciegos a cerveza y sangría, y que alguien suelte. “Me prometí que la primera película que vería en 3D es Torrente 4… y la estrenan hoy”, y que inmediatamente segundos después alguien día “pues qué coño vamos a verla después de que nos echen de aquí… o ¿no hay huevos?” (¿No hay huevos? Otra de las grandes frases de la humidad pero esa ya la trataré otro día…)

Eso para mí no tiene precio, puede que algunos piensen,” vaya basura de película” o “yo no pago por eso”. Pues ahí ya no me meto, pero a mí me da igual pagar por una entrada de cine a la 1 de la noche teniendo que levantarme a las 6 A.M mientras que ese momento valga la pena. Y creedme merece la pena siempre que estés con la gente adecuada.

Así que hacedme caso y saboread cada momento que se cree de esta forma,  degustad cada instante, aunque a veces sea difícil para algunos debido al grado alcohólico que lleve.

Y para amenizar este momento os dejo con una cover impresionante, a mi me encanta:

PD: Igual no es un peliculón pero si que tiene momentazos, luego si me apetece subo la crítica.

6 mar. 2011

Parte de Mí

Llevo unos días pensando, recordando momentos, y sobre todo empapándome de todo tipo de música. A medida que avanzan los años, me he ido acostumbrando a escuchar tipos de música, tanto dentro del metal como otros estilos, que antes no soportaba.  De hecho he encontrado algún que otro grupo que ha llenado mis momentos más solitarios, que nunca pensaba que podrían aportarme algo.

Sin duda, la música forma parte de mí, sus raíces están bien arraigadas y si bien es cierto que hay momentos en los que he disfrutado con ella, y que por suerte me ha salvado la vida. Ahora casi que me duele más que me beneficia. No la música, sino el hecho de sentirme un músico frustrado. Como alguno sabrá desde hace bastante tiempo, me aficioné a tocar la guitarra, aunque ya sabía algo de piano, y empecé a variar de instrumento cada vez que podía, pasando desde la guitarra, por el bajo, haciendo cuatro chapuzas a la batería.

Por una parte pienso que hice mal, ya que nunca dominé ninguno. Pero por otra parte era lo que me pedía el cuerpo en su momento. Después de militar en varios grupos, algunos con más éxito que otros. Vivir experiencias inolvidables tocando al lado de otra gente, subiendo a un escenario para desfasar un poco y hacer llegar mis canciones al mundo. Desde hace tiempo por varios motivos, dejé de lado un poco la música para centrarme en sacar la vida adelante que se me había puesto cuesta arriba. Una montaña de obstáculos hizo que me apartara de lo que realmente amaba hacer.

Ahora me siento frustrado por no poder disfrutar de esos momentos, y aunque se avecina un pequeño proyecto, siento que he perdido mucho tiempo. De hecho es mucho más difícil, cuando ves otros que han estado a tu lado, que ellos si han podido seguir con la música, tienen sus formaciones y van dando conciertos cada vez que pueden. A veces asistir a un concierto de algún amigo, aunque lo disfrute en el momento, consigue que me vuelva a comer la cabeza pensando en este tema… No he dejado de tocar la guitarra siempre que he podido, pero siento que ni avanzo ni hago algo que me acabe de convencer.

No sabéis lo que puedo llegar a sentir, a disfrutar, a gozar cuando aunque seamos dos personas. Nos metamos en un local un par de horas a hacer un poco de ruido. Y es que la dichosa música tiene ese poder en mí, me lo puede dar todo… o nada.

1 mar. 2011

Un poco de Acción Francesa!!

Que pasa chavalada!!! Después de un par de textos reflexivos, hoy me he dignado a seguir con las viejas costumbres cinéfilas. Así que hoy (de momento, ya que no descargo igual escribir algo más...), os traigo una pequeña crítica de un film. En realidad son 2, ya que me he visto las dos partes que hay, y esta vez tengo que decir que segundas partes no siempre son malas.

La película en cuestión se llama Distrito 13, está ambientada en los problemas de la periferia de Francia, concretamente París. Debido a la alta tasa de Paro y criminalidad que está asolando a la república francesa, los dirigentes del país galo, deciden levantar un muro que encarcele a todos los del B-13 (de ahí el título). De esta forma la gente que vive al otro lado intenta vivir como puede en una pequeña ciudad sin ley, dividida por varios bloques de edificios. Lógicamente ahí encontramos a uno de nuestros protagonistas, y un elenco de delincuentes de la más baja casta.

Leiton, que vive en el suburbio, es una especie de Héroe que intenta hacerle la puñeta a todos los traficantes de droga y espera tener al menos una zona limpia dentro del B-13. Su habilidad más interesante es la de ser un excelente ejecutor del Parkour. Después tenemos Damián, un policía muy ducho en las artes marciales y además quiere que se cumpla la ley sea como sea. Los hechos que unirán a este dúo, no os los narro que sino os chafo la película.

Las dos películas tienen un argumento muy parecido, pero visto de otra manera. Para que lo entendáis, tenemos una zona cero, que cuesta dinero al gobierno y que por las buenas o por las malas ha de desaparecer. Cosa que ni Leiton ni Damián están dispuestos a permitir. Y después de esto, no creo que os cueste mucho deducir que se trata de una película de acción al más puro estilo Transporter (de hecho los productores son los mismos). Os agrego los trailers de las película y os animo a verlas, según los foros la segunda es peor que la primera, para mí tiene más chicha la primera por eso de ser la parte principal del argumento, pero más completa la segunda.






Para los que comentáis la entrada desde Facebook, os he agregado los links a los trailers ya que en las Notas de dicha página no se cargan los videos. Para que luego digáis que soy MALO... y mientras escribo esto suena de fondo: