29 oct. 2010

Ando un poco perdido...

Me invade esa sensación extraña de tener ganas de escribir, de pensar que mi mente tiene algo que decir, o más bien intentar decirme algo de forma prosaica. Pero cuando lo intento todo se queda en blanco, la hoja en blanco, mi mirada perdida en el horizonte intentado esbozar alguna idea para escribir tan solo unas palabras de aliento, mi cabeza absorta de la realidad y mi mente en un pasadizo lleno de obstáculos, tentaciones y demás… pero mis ideas han volado.

Ni las musas son capaces romper esta extraña monotonía que me ahoga, que me demuestra día a día que mi presente es un mero pasatiempo, que el futuro no pinta mucho mejor, y que el pasado nunca volverá. Ni la música es capaz de calmar, ni tan siquiera aliviar un poco el sonido abrumador de la realidad.