24 sept. 2011

Madrugadas pensantes...

Cuando la vida te da tantos golpes, uno tras otro, y tú le echas valor, los recibes de frente, en la cara, golpeando con fuerza tu mentón, tumbándote una y otra vez sobre la lona. Aún así te levantas y sigues la lucha, cuando todo eso pasa, la ilusión muere.

Muere lentamente, haciéndote ver que hagas lo que hagas todo va a ser igual, el mismo resultado, la misma jerga que has escuchado una y otra vez. A veces necesitas que te empujen, que te miren a los ojos con un: “Venga coño, no me jodas, que tu puedes!!

Y aunque lo sabes, también sabes que tu vida es un “Born tobe Down” constante, y a eso hay que buscarle alguna solución, algo que te motive, algo que te saque de las sombras y te deje el camino con un poquito más de luz. Que te levantes y no pienses en que desearías no haberte levantado, y yacer sobre tu lecho espinado.

A veces la solución es más fácil de lo que te parece, y lo único que deseas es no sentirte sólo cada día, no deseas abrazar esa soledad que aunque nadie sabe que sientes… está ahí. No hablas de amor, aunque por qué no desearlo de vez en cuando, no hablas de amistad por qué la tienes… Simplemente necesitas un cambio, girar esa tuerca que está haciendo que el mecanismo envejezca antes de lo deseado.

Posiblemente la solución pase por estar más atento a cosas que ya tenías controladas, a seguir encubriendo tus caprichos aun más a menudo con un “cuando tenga algo más de pasta”, o simplemente no verse envuelto en discusiones que ni te van ni te vienen cada día. A veces tener buenas noticias por fin bastan para sonreír, o pasar una mañana tirado en la cama con esa persona que te importa hablando… 

Y al final dar el paso adelante, ese paso que te lleva a dar un paso fuera del hogar paterno, que aunque hayan pasado tantos años por esa habitación y la eches de menos, necesitabas salir de ahí, un poco de aire fresco, nuevas habitaciones que explorar, un salón lleno de gente cada dos por tres… una cocina que limpiar a menudo, una ducha que no es la tuya pero también sirve, una patio nuevo y su limonero.

Un pequeño desahogo, un paso hacia sentirse un poco más libre… parece una gilipollez, pero verte una sonrisa dibujada en tu cara, esa que habías perdido, esa que llevaba años escondida y que salía en contadas ocasiones, eso alivia. Y ahora a disfrutar de este pequeño tiempo que aún queda antes de empezar a trabajar de nuevo, con esos turnos agónicos, y esa sensación de sentirse infravalorado… pero no empezaremos a ensuciar este texto, lo dejaremos para más adelante.




Vive el latido
Vive una vez más por mí...


20 sept. 2011

19 de Septiembre de 2011: F6!!

Cuando no esperas nada del mundo, de nadie. Cuando no esperas que la vida pueda tomar esos tonos cálidos, ganando a ese frío que te recorre el cuerpo, a ese hielo y ceniza que se ha plantado delante de tu puerta.

Dudas, temor, ponerte en lo peor… cuando todo eso se acumula en un periodo de tiempo muy corto, tu cuerpo no responde como quieres, tu mente está rota y no es capaz de articular palabras de manera positiva.

Cuando todo eso sucede, quieres borrar ese día, ese período de tiempo. Quieres cerrar los ojos y que al abrirlos todo eso haya desaparecido, pensando que tan solo ha sido una pesadilla, una muy mala pesadilla.

A veces, la vida te da sorpresas, cuando ves que tu suerte nunca ha sido buena, cuando ves que te has estrellado. En esos momentos es cuando de verdad saboreas una victoria, una buena noticia de algo que realmente no esperabas que fuera así, te deja un sabor dulce, que recorre tu garganta, llegando hasta tu estómago, explota.

Y después de esa explosión, un calor muy agradable te recorre el cuerpo, tu corazón se agita, bombeando la sangre con más vida que nunca. Y si ese día, no sólo recibes una noticia de tal calibre, sino que te encuentras con esa persona con la que te estremeces al mirarla a los ojos, y tus dudas desaparecen, miras al miedo de frente y le retas.

Unas palabras, que no esperabas oír aunque lo deseabas, una sencilla frase tan corta, pero tan difícil de decir. Unos ojos que deseabas ver aunque se escondían, unas caricias que tardaron en llegar… pero llegaron. Todo eso en un mismo día, hace simplemente que tu vida amanezca de otra forma, que tu suerte haya cambiado, que el sonido de la bala no haya sido el del impacto contra tu carne y huesos, sino un simple silbido que pasado rozando tu piel.

Cuando todo eso sucede en un mismo día, ay amigo! Cuando todo eso sucede así, solo te queda enmarcar el día, para tenerlo presente cuando algo te aceche desde la sombra, para darte cuenta que alguna vez tienes que ser feliz, y esta vez no solo Dios sabe que ese día lo fuiste.


tes que ser un home forte
e non chores porque os homes
non poden chorar


17 sept. 2011

No quiero esperar más...

Hoy es uno de esos días de esperar, de estar atento al teléfono, de que una llamada pueda darte un poco de esperanza… aunque realmente sepas que esa esperanza es totalmente efímera, que durará un tiempo limitado.
Hoy es uno de esos días en que necesitas un abrazo, y no una palmada en la espalda, de esos en que piensas y te atemoriza lo frágil que puede ser la vida de otra persona que te importa, en estos momentos.

Es uno de esos días en que piensas, y le das vueltas y vueltas a cada pensamiento, en que por muy realista que seas y que sepas que es ley de vida. Desearías tener todo el positivismo del mundo y que cuando descuelgues el teléfono sean buenas noticias. Que por arte de magia esa enfermedad ha remitido, pero sabes que eso no pasará.

Solo queda esperar, encontrar un poco de aliento en algún amigo, tu pareja (si es que la tienes), algún familiar que comparte esa misma espera, esa misma situación. Ni la música te ayuda, y mucho menos saber que tienes que estar encerrado 8 horas en la oficina…

La espera se hace eterna, agónica… dónde aflora ese tic nervioso de la pierna, que hace que no pares de moverte aunque estés sentado. Lo único que te apetece es golpear con fuerza la pared, una y otra vez. Situaciones que ya has vivido por desgracia otras veces, pero que es imposible acostumbrarse a ella, y tener miedo una vez más a visitar el hospital, dónde se te caería el alma a los pies con solo verle postrado sobre esa cama, esperando…

Hay días como hoy, que solo me sé expresar de esta manera, escribiendo, desnudando el alma ante un folio en blanco. Tan fuerte, tan frágil...



Entre tanta gente sobran tantas voces


13 sept. 2011

Pocas palabras...

Cuando las cosas vienen así, la vida lleva dándote golpes durante todos los años que has estado recorriendo tu camino. Te has caído, te has levantado, una veces solo y otras una mano amiga te ha levantado del suelo. Golpes duros que te convirtieron poco a poco en un ser frío, racional, calculador…

Después de varios años evitando esas cosas sentimentales que me apartaban del camino de la razón, del camino que yo mismo había elegido, que yo mismo había erigido… después de todo eso consiguieron sacar de mi un pequeño resquicio, un pequeño corazón que latía casi sin fuerza en el pecho.

Y poco a poco lo fueron llenando de vida, inflando, consiguiendo que esa urna de acero que había creado se fundiera lenta pero irremediablemente. Hasta el momento actual, en el que te das cuenta que echas de menos a alguien… y ves ese sabor agridulce que te queda, esa tristeza por su ausencia pero a la vez esa alegría de recordarla como si la tuvieras delante, como sin verla la estás mirando… y de repente te quedas sin palabras. 



Llévame hasta donde quieras
Por que las tormentas no tienen fronteras


10 sept. 2011

Descubrimiento de la temporada: Death Valley

Últimamente no había ninguna serie que me llamara lo suficiente la atención como para dedicarle tiempo y ver si de verdad me interesa o no.
A la espera de series que sigo desde hace tiempo como: Supernatural, Como conocí a vuestra madre, Dos hombres y medio (puede ser gracioso ver a Aston Kutcher sustituyendo a Sheen...), walking dead,  La que se avecina... y supongo que alguna más que se me olvida ahora mismo. Todo esto sin contar los animes de cada semana, y los que estoy volviendo a visionar.

Esta semana me he dado una vuelta por la web dónde habitualmente me entero de las novedades que se avecinan, y me tope de bruces con una serie que por el nombre ya me llamó la atención, al ver que era producida por la MTV era un poco reticente a visionarla, últimamente las series de dicho canal dejan mucho que desear...


Leer la sinopsis de la serie fue el empujón que definitivamente me hizo darle una oportunidad, una ciudad norteamericana (como no!!) en la que de repente de un año para otro se ve atacada por una plaga de zombies, vampiros y hombres lobo... creando una unidad especial, la UTF, para luchar contra los monstruos, fue un subidón. Sin duda como podéis ver por aquí a mí estos temas me fascinan, y si además le añadimos un humor negro muy a lo Zombieland pues ya la repera.

La verdad es que esta vez la MTV ha hecho algo decente, de momento solo hay 2 episodios, ya que empezó a emitirse el 29 de agosto, pero si siguen la dinámica de estos dos episodios será un éxito. Episodios fáciles de ver, con una duración de unos 20 minutos, en los que te ríes, pasas de una escena de acción a otra sin muchas complicaciones. Dentro de la patrulla se verán distintos tipos de agente, más concienciados con los monstruos, otros que simplemente están ahí por matar... pero todos luchando por el bien del valle.

Os dejo con el trailer para ver si os acaba de convencer y la seguís como pienso hacer yo:

9 sept. 2011

This is War...

El Francopoeta: 

Perdóname Padre por que voy a pecar… Llevo tres días apostado en una maldita trinchera. Yo no deseaba esta guerra, al igual que no deseo perder la vida.

No puedo estar tranquilo en ningún momento, he acabado con la vida de unos 25 hombres en este tiempo. No me siento orgulloso de ello, nunca debí querer defender mi patria como lo estoy haciendo.
La compañía de la cual formaba parte, ha caído presa del enemigo, solo Dios sabe que clase de torturas inhumanas están recibiendo por parte del enemigo. No sé si volveré a saber de ellos pero hasta que lleguen los refuerzos debo mantenerme aquí, con vida, debo mantener este puesto fronterizo.

No tengo miedo de que una bala acabe conmigo como las mías están acabando con cada uno de esos pobres hombres que salen al descubierto. Tan sólo tengo miedo a que los refuerzos no lleguen.
Mis provisiones se están terminando, a noche tuve que comerme una porción de pan duro cual piedra y un poco de queso rancio. El agua está al otro lado de este puesto y me queda poquísima.

Ahora mi mejor amigo es mi rifle, es duro escribir estas palabras, pero no tengo nadie más, quizás los cuerpos mutilados de los compañeros que cayeron antes de que capturaran a los otros… Debo mantenerme cuerdo, tengo que aguantar por mi familia, por mis amigos, juro que volveré a verles, y que si salgo con vida de esta batalla inhumana no volveré a matar a nadie más.

Prefiero que me condenen por traición que volver a matar tras esta experiencia. Apúntate al ejército y verás mundo me decían… para ver el mundo de esta manera, prefiero quedarme en mi viejo barrio, al menos allí no se me revuelve el estómago con el olor a los muertos, ni tengo que compartir cama con los que he matado.
Perdóname Padre por que voy a volver a pecar, ya van 26 y no sé cuantos más se sumarán a esta cuenta del diablo.


El Aliado:

No aguanto más esta situación, llevo 3 días viendo caer hombres, uno tras otro… ya van 26 y ahí va otro más. Recoge su alma señor como si de la mía se tratará y aunque haya matado no le dejes caer en el fuego eterno. Mi situación es crítica, estoy aislado en una caseta que al más mínimo ruido se puede venir abajo, estoy rodeado de soldados y lo peor es que no sé quien son patriotas o enemigos, a veces pienso en que no tengo amigos en ningún bando, todos luchan por sus intereses.


Quiero salir de aquí, pero tengo miedo… la oscuridad me acompaña todo el día, ya que ni los rayos de sol entran en este maldito lugar.
Hay un francotirador a pocos metros de mí, cuando todo está en calma puedo hasta sentir su respiración. He llegado a pensar que éste no tiene sangre en las venas. Sus disparos son certeros, su respiración nunca cambia de ritmo… parece un asesino nato. Si salgo de aquí temo a que me mate.

Tengo mucho miedo, a veces veo como los cimientos de esta casa se tambalean por las bombas lejanas, esto es un agobio, nunca sé como reaccionarían los aliados si entraran en esta casa y me encontraran. Espero muchas veces que me encuentren y me saquen de aquí, sin embargo recuerdo lo que le pasó a mi padre, confundido con un yanqui fue acribillado en nuestro anterior refugio.

Las lágrimas que ahora recorren mi piel demuestran el dolor que corazón está pasando. No sé que hacer, salir no salir… el miedo agarrota todos mis músculos, mis huesos están apunto de astillarse. Silencio, no hay respiración, el francotirador parece que se está moviendo. Oigo pasos, quien será, amigo o enemigo da igual… debo salir, debo vencer este miedo. Un disparo, algo se acerca… caigo y vuelvo a tener miedo, la muerte me lleva. Y Digo adiós a la vida.


The moment to live and the moment to die
The moment to fight, the moment to fight

7 sept. 2011

Holocausto: Confesiones

12 de abril de 2012, despierto al alba, el rocío ha mojado todas mis escasas pertenencias, pero no me ha quedado más remedio que dormir a la intemperie, llevo siguiéndole la pista a J desde hace 2 días, 2 días en que esta agonía ha ido creciendo en mi corazón…  leer esa carta hizo que se me partiera el alma, puedo recordar cada palabra, cada verso, cada acento:

“D, sé que no debería hacer las cosas así, y más después de tenerte de ejemplo… de ver como la locura se apoderó de ti, después jugarnos la vida para salvarte. Pero no puedo seguir de esta manera, llevo tiempo queriendo decirte esto… sin embargo creo que era algo demasiado egoísta por mi parte, por ti que me has cuidado como un hermano, por ti que hemos compartido todo durante este tiempo, lo poco que teníamos…

Aunque a veces parezca tonto… sé la verdad, sé que estoy infectado, no sé porqué aún no me he transformado en uno de ellos. Me faltaba comprobarlo y con lo que pasó el otro día, aunque no fuera consciente de lo que hacia mi cuerpo, mi mente estaba ahí y aunque yo no quería comportarme de esa manera violenta, cuando solo intentaban curarme, estaba ahí. He escuchado todo, sé que puedo morir, incluso transformarme en algo peor…  y que las posibilidades de curarme son nulas. Así que necesito saber, sonará mal, pero tú no tienes nada que perder, sabes que tus familiares están muertos… No tienes esperanzas de ver un mundo mejor, aunque no pares de luchar. Pero yo necesito saber que ha pasado con los míos, mis padres, mi hermana…

Prefiero morir de una vez intentando encontrarles que seguir esperando… sin saber realmente que esperamos. Mentirnos así es agonizar aún estando vivos, sé que mis palabras no servirán de mucho, no te voy a pedir que vengas conmigo, y no quiero que intentes detenerme cuando te des cuenta de que no estoy ahí.

Lo tenía claro si pensaba que no le iba a seguir, J aprendió mucho con ese grupo de mercenarios, es inteligente y sabe como borrar bien sus pasos. Sin embargo no ha caído en que le conozco como si le hubiera parido, y aunque él tenga la ventaja del tiempo, yo me puedo adelantar a sus pasos. Es hora de dejar de escribir, y seguir detrás de él, no dejaré que comenta la misma tontería que hice yo, y si aún así la quiere cometer, la viviremos juntos. No pienso perderle, es la única familia que me queda…





Un llanto,
Una gota de sangre secándose en el asfalto


4 sept. 2011

Días grises...

Hoy es uno de esos días raros en los que te levantas desganado, y aunque no haya pasado realmente nada malo a ti te parece que la mayor desgracia está abrazando tu vida. Es extraño sentirse así después de un fin de semana libre, raro y con altibajos, pero con buen sabor de boca en bastantes aspectos.

No se ha podido cumplir con todos los compromisos, pero a los que se han podido asistir has cumplido con creces, o eso crees. Posiblemente el cansancio acumulado en el cuerpo haga mella, pues si bien has tenido tiempo de dormir no has podido descansar por temas de dolencias físicas, véase en mi caso la rodilla.

Y pensar en que esta noche te toca el turno murciélago, es una sensación agridulce… tan solo espero que estos dos turnos que me quedan se pasen volando y tenga esos merecidos días libres, una semanita sin saber de usuarios, ni copias de seguridad, ni tener que hacer incidencias o estar de guardia… Una semanita en la que a finales empezará mi nueva vida, una aventura que voy a compartir con la mejor persona que podía tener a mi lado, con mi hermano.

En fin, esperemos que la tarde vaya pasando sin mucho más… y los ánimos vayan mejorando. Y nada, voy a dejar un par de canciones por aquí, poco más que decir