25 mar. 2012

Marzo Negro...

Dónde hubo un F6… ahora hay un Supr

El 19 de Septiembre de 2011 tuve un momento de esos mágicos, un momento de esos en los que no creía, en que Murphy posiblemente se había olvidado de mí y había dejado que por una maldita vez en la vida, las cosas salieran bien. Qué digo bien! A pedir de Boca, joder!
Fue una fecha que marqué en mi agenda, en el calendario, con un rotulador fluorescente del color más chillón, para que se viera bien, para recordar en tiempos de flaqueza. Una fecha que tenía un nombre propio con su F6.

7 meses más tarde todo eso ha cambiado, toda la oscuridad ha caído sobre los laureles de mi vida, ha ensombrecido mis pasos, mis pensamientos, básicamente escribo este dolor que llevo dentro, porque no he sido capaz de romper a llorar, como otras veces, y no es que no merecieran mis lágrimas.  Pero supongo que cuando te estás preparando para algo, cuando tu mente ha ido creando unas barreras para este día, las cosas se ven con el mismo sentimiento pero expresándolo de otra manera.

En 7 meses las cosas cambian mucho, la vida puede ser igual de monótona que siempre, pero mi vida ha sufrido pérdidas, importantes sin duda alguna, he perdido amigos, he perdido la chica a la que quería, he perdido mi libertad, mi habitad, mi casa… y lo peor de todo he perdido a una de las personas que más cariño me han otorgado de mi familia, he perdido a esa persona que siempre reía cuando nos veíamos. Esa persona que fuera la hora que fuera, y aunque tuviera la cocina cerrada en el bar, se metía entre fogones y me hacía los mejores pepitos de lomo del mundo… por decir algo, ya que no era solo eso lo que mejor hacía.

Es un palazo tremendo perder alguien así, a una edad temprana, perder a tu tía por el maldito cáncer, no es plato de buen gusto para nadie. Igual este escrito es una mierda, pero sin duda es la mejor forma que tengo de expresar todo el cariño que te tenía y te seguiré teniendo, espero que estés en el mejor sitio del mundo, que estés donde estés nos veas y te sientas orgullosa, sabiendo que tanto tus hijos como tu marido (mi padrino), mis padres y yo te queremos como locura. Al igual que mucha otra gente que no nombraré aquí por el respeto de no dejarme a nadie, y porque son muchísimos la legión de amigos que has dejado en este mundo.

Ojalá pudiera suprimir este 24 de Marzo, ojalá todo esto nunca hubiera pasado, ojalá no nos hubiera tocado a nosotros esta vez, es egoísta pero tengo la idea de que cuando alguien está abajo otro debe estar arriba. 

Descansa en paz, tita


Y una vez de pequeño me enseñó
la canción de niño aprendió 
Carcajadas comenzaron a sonar 
Porque era alegre como yo...

20 mar. 2012

Historias para no dormir: Superhéroe

Mi historia comienza como la de cualquier hijo de vecino, me desperté una fría mañana de marzo, abrí los ojos antes de que el despertador sonara, como cada día la alarma debía sonar a las 6:30 de la mañana. Me levanté de la cama, directo al baño para cambiarle el agua al canario. Mientras dejo que mi orina se haga uno con el agua del inodoro, doy media vuelta al grifo de la ducha y dejo que vaya cayendo el agua lentamente.

Esto es necesario cuando vives en una casa del siglo pasado y el termo tarda lo suficiente en calentarse como para llegar tarde al trabajo. Una vez terminada toda la actividad en el cuarto de baños, recién duchado, me dirijo a prepararme el desayuno de los campeones. Como cada mañana 2 terrones de azúcar en el café, pero ese día mi mente privilegiada había vaticinado que algo especial iba a pasar, así que me eché 3 terrones. ¡Dios Santo, que despropósito!

Salí de casa con el tiempo justo, corriendo para coger el primer autobús que me dejara lo más cerca del trabajo. Todo normal, como de costumbre llegué con el tiempo pegado al culo, me senté en mi mesa escasos segundos antes de que llegara el jefe, como siempre maldiciendo los números de venta y a nuestros enemigos, los todopoderosos asiáticos. Da igual el producto que saquemos, siempre habrá un chino, japonés o taiwanés que lo hará mejor que nosotros y mucho más barato. El mundo laboral siempre lleno de tiburones, capaces de comerse a sus propios hijos para ascender.

A las 8:10, como cada día desde tiempos inmemoriales, llegaba Susana con su perfume inconfundible, con sus sugerentes andares, dejando ver su forma sexy, sus pechos turgentes desafiando la gravedad y su culo respingón. Y como siempre el jefe dejaba de vociferar para darle los buenos días de forma amable a esa belleza. Desde que llevaba en esa empresa no había ningún día en que hubiera llegado a tiempo… pero lo cierto es que a todos nos daba igual.

Como cada mañana tenía preparado un piropo para ella, en cuanto paso por mi lado, nos saludamos como de costumbre y le solté: “Princesa, no te dolió cuando te caíste del cielo?”. Tengo que confesar que la primera vez que le solté una cosa de estas, ella me soltó una buena hostia, pero bueno entiendo que decirle: “tus ojos son 2 luceros, tus mejillas 2 manzanas, que rica ensalada de fruta haríamos con mi banana”, no fue lo más adecuado.

Mi presagio parecía que se iba cumpliendo, me sonrió y además de ello, me toco el hombro. ¡Guaaau, loco! El hombro, creo que es lo más cerca que estaré de tener sexo con ella… ejem, bueno sigo. Llegaron las 11:00 mi hora del bocadillo, y eso es sagrado, el jefe lo sabe, pero si a alguien le gusta tocarle los cojones al jefe es a Fernando, y ese soy yo.



Cuando iba a salir por la puerta para ir en busca de mi super bocata de jamón serrano con queso y mi cappuccino, apareció don Ramón, con su sonrisa maléfica y un sobre entre manos, ese maldito cabrón me mandó al banco a ingresar una jugosa cantidad de dinero que debíamos a los proveedores. Por fin volveríamos a tener agua en la oficina, y no tendría que traerme mi propia botella que al final acababa siendo la de todos… hijos de puta.

Y ahí que iba yo a toda velocidad, si había suerte no encontraría mucha cola y tendría tiempo suficiente para comerme mi ansiada merienda. Entre en el banco, por los clavos de Cristo no había visto tanta gente haciendo cola en mi vida, igual regalaban caramelos y yo me lo había perdido. Tras media hora haciendo cola, mis 20 minutos de merienda habían desaparecido, por fin me tocaba… Si me tocó la cajera más inepta de todo el banco.

De repente y sin venir a cuento, pude oír como la cajera se tiraba a la suelo, la gente gritaba y yo con cara de pasmado no entendía nada. Al girarme pude ver ahí 3 delincuentes armados, con pistolas y una escopeta, sus caras emborronadas con una media… me dio la risa sin más, parecía una tira cómica de Mortadelo y Filemón.

Sin embargo comprendí que todo era real cuando uno de los atracadores me golpeó en la espalda haciéndome caer al suelo. Después de otra media hora tirado en el frío suelo del banco, viendo como los atracadores no eran capaces de dar una a derechas comprendí que eso era España, y que si fuera una película americana ya habrían salido de allí hacía por lo menos 27 minutos, con todo el dinero y habiendo reventado al menos 3 coches de policía.

Algo me carcomía la cabeza, algo me decía que era mi día especial y que podía hacer frente a eso, así que me acerqué reptando a uno de los atracadores, sin que se dieran cuenta. Me levanté a la velocidad de la luz y cogí por la espalda a uno de ellos, le tiré el arma al suelo y amenacé con partirle el cuello sino se entregaban…

Y aquí estoy, postrado en una cama de hospital, con un par de costillas rotas, me han sacado una bala del gemelo izquierdo, magulladuras por todo el cuerpo, la cara hecha un cuadro. Os preguntaréis si por lo menos detuve el atraco… pues no, los ladrones huyeron con cerca de 500.000 euros, y sí tuve mi momento de gloria en las noticias y en los periódicos como el gilipollas al que le pegaron una paliza por intentar evitar un atraco, y que además perdió un sobre con dinero de la empresa. Olé, olé! 


Heyyyy todos quieren a un superhéroe
que les arregle lo que ellos no pueden
muchas veces es mas simple delegar que afrontar la responsabilidad


16 mar. 2012

Adversidades: Duda...

Mirada perdida en el horizonte, la brisa marina acariciando sus pómulos, resbalando por su cara un par de lágrimas que ya no le cogía de sorpresa. Sólo una vez más, contra la marea, capeando el temporal como podía…

Pero él sabía que no era el mismo, él sabía que la duda se había aferrado a su corazón. Posiblemente había perdido toda la confianza en sí mismo, nunca quiso renunciar y puso pasión en todo lo que hacía en su vida… Sin embargo esta a veces era tan amarga que se le atragantaba, tantas y tantas veces que llegó a acostumbrarse a perder el norte.

Sus pasos habían pasado de ser seguros y con un camino marcado, hacía la gloria. A ser unos pequeños pasos que no sabían dónde ir, dudaban de cada paso, miles de preguntas, miles de búsquedas que nunca tuvieron respuesta. La senda que se había marcado iba apagándose lenta y dolorosamente.


Nadie sabe porqué, pero ya no le veían sonreír como antes, ya no le veían con las mismas ganas de vivir, de estar activo, de no parar quieto. Sin embargo nadie daba un paso más allá de eso. Simplemente seguían sus pasos de lejos, viviendo una realidad alternativa para la que él nunca había sido bienvenido.

Y eso nunca le importó, se levantó una y otra vez, contra ese destino aciago, pero esta vez no era así, se dejaba arrastrar, la corriente era más fuerte, las olas más altas, el mar embravecido quería llevárselo con él, y ofrecerle un lugar en el que no pensar, no necesitar, no buscar… tan solo descansar, una eternidad para reposar.



15 mar. 2012

Cuando no tienes nada que hacer...

Desde hace tiempo no tengo mucho que hacer, del trabajo a casa, de casa al trabajo... alguna quedada esporádica con los amigos ya que todos estamos más o menos igual. O curramos o se han visto envueltos en un enamoramiento agilipollante que les ha separado de los demás.

Intento mantenerme ocupado para no pensar en toda la mierda que me rodea, ya que como siempre cuando parece que la cosa está bien, siempre pasa algo. Así que siempre que me es medianamente posible hago algo de deporte, un poco de Basket por aquí, un poco de fútbol por allá... pero por desgracia eso no puede ser siempre así.

De esta forma llegan los días más aburridos, en los que te encuentras solo en casa, los posibles con quien quedar están currando cuando tu tienes libre o tu empiezas a currar cuando ellos están libres. Poco que hacer te queda... pues bien yo dedico esos tiempos muertos que la vida me da, en uno de mis hobbies: los videojuegos.

En concreto llevo un tiempo que no sé lo que es pasar un día sin que tenga mi pequeña dosis de Battlefield 3, de hecho me he tirado 4 días fuera de la isla y tenía un monazo increíble. Este hobbie a parte de "caro", lo pongo entrecomillado ya que por suerte no suelo gastarme más de lo que estoy dispuesto a pagar por un videojuego, lo que viene a ser entre 0 y 30 pavos, es bastante absorvente. Cuando encuentras un juego que te engancha, muchas veces prefieres dormir un poco menos y disfrutar de unas horas más de dicho juego.



En mi caso el BF3 se ha convertido casi en una religión, en esos días en los que no tengo nada que hacer puedo pasarme unas cuantas horas dándole al Online, ya sea solo o acompañado. Matar siempre mola!!!
La jodida realidad es esa, horas muertas = horas BF3. Incluso días en que quedas intentas buscar un hueco para darle al tema. Es como el devoto que va todos los domingos a Misa, o el yonki que necesita su pico de jaco para sentir esa droga dentro de él y vivir el chute de vida que le da.

A todo el que le pique la curiosidad dejo por aquí mi battlelog, que me agregue y matamos un poco, total seguro que tarde o temprano me encontrareis por alguno de los mapas dando guerra!
Y ahora os dejo con un par de vídeos que me inspiran para jugar:




8 mar. 2012

Adversidades: Vidas Paralelas

Paralelismo, semejanza, correspondencia, identidad, equidistancia, equivalencia... y un sin fin de sinónimos más que escenifican mi vida y mis vivencias personales.  Y es que todo está conectado de una forma u otra.

Solo tenéis que fijaros en los pequeños detalles de la vida cotidiana, tu vida está conectada a la de otra
persona que posiblemente no conozcas en este momento, pero tarde o temprano conocerás, para bien o para mal, eso se decidirá más adelante. Según el momento, lo que se dé en ese instante de vida fugaz.

O al menos la mía es así, llamémosle casualidad, Karma, destino… elegid el sinónimo que más os guste, la palabra con que lo definamos es lo de menos. Mi vida está llena de esos pequeños momentos de conexión con terceras personas, como digo solo se debe fijar uno en los pequeños detalles y ahí es dónde marco diferencias.

Por ejemplo, uno de mis mejores amigos, mi hermano, lo más lógico que una persona a la que le has dedicado tanto tiempo incluso más que a ti mismo, una de las personas más importantes, que mejor me puede conocer, supuestamente todos tenemos alguien así, y ese alguien suele ser una persona que conoces desde niño, creces con él/ella, vives niñez, adolescencia, pasando a la edad adulta. Tantos años juntos que te es difícil mirar atrás y no verle a tu lado.

Lo mío no fue así, lo mío fue una equidistancia, posiblemente hasta que le hablé por primera vez; ni habíamos cruzado palabras. Y mis primeras palabras fueron en una clase de Educación física de casualidad por el simple hecho de que conocía a una chica que yo quería conocer… Y así comenzó una aventura que aún sigue vigente. Forjando una amistad con una persona con la que por mi forma de ser, posiblemente mi me habría fijado.

Y si… la chica la conocí, pero hoy en día ni sé ni si está viva. Sin embargo ese chico tímido, con vergüenza y bastante brutote es un hermano para mí. De hecho a otro de mis mejores amigos, otro hermano, lo conocí por esa época y me lo presentó una amiga que era su pareja… Ni yo le busqué ni él a mí, sin embargo el destino nos unió.



Este es una simple muestra de la interconexión que se forja desde que nacemos, posiblemente pensaréis que esta historia se da cada día en el mundo real. Alguien te presenta a alguien, cierto, pero vayamos un poco más allá. Cuando digo que hay un paralelismo digamos que es un poco más profundo, por decirlo de alguna manera sin yo buscarlo.

Me he enamorado muy pocas veces, como todos he tenido mis relaciones en las que estás con una persona por el simple hecho de que te apetece, pero realmente si no estuvieras con ella estarías igual de bien. Pero relaciones en las que tú busques eso, una estabilidad, te esfuerces, des el 110% de ti… pocas, después de cada amarga despedida me cierro en banda, pero eso otro tema.

Dos de mis parejas han estado conectadas desde su pasado, se conocían, aunque no tenían una relación amistosa, sabían la existencia de uno u otro. Las dos tenían la misma amiga en común, que también era mi amiga, joder vaya culebrón, y las dos se han regido por un patrón de comportamiento bipolar. A lo que voy, todo esto tiene una semejanza, algo que ya he vivido antes. Y si a eso le sumamos otra tercera en discordia, que viven/vivían en el mismo lugar, con familiares trabajando para la misma empresa.

A veces creo que mi sino se ríe de mí, y no quiere que olvide el color del dolor, ese color tan feo que adorna los muros de mi mente. Le gusta pasearse por mi vida poniéndome recuerdos en frente de mis narices, situaciones ya vividas… Paralelismo al fin y al cabo.



3 mar. 2012

Periodismo Deportivo

Como sabéis soy un enamorado de ese deporte que une a la nación cuando se gana una Eurocopa o un Mundial, ese deporte sin el que no puedo vivir y que me muero por jugar tan a menudo. El Fútbol es así, o lo amas o lo realmente lo odias. En consecuencia algo que no muchos sabrán aunque no porque lo haya escondido, siempre me hubiera gustado estudiar otra rama fuera de la informática, y tirar para el periodismo deportivo.

La idea de que haya un periódico objetivo, me hizo enloquecer de tal forma que le di unas horas a otro blog, dejando el mundo nerdo un poco desamparado. En ese blog me dediqué a analizar jornadas, jugadores, noticias... de la forma más objetiva posible, de hecho considerándome Culé, escribí más post elogiando al eterno rival y su buque insignia, que los de mi propio equipo. Porque cuando las cosas se hacen bien siempre hay que reconocerlas. 



Todo esta parrafada, tal vez innecesaria, viene dada a un post que ha escrito Josep Pedrerol, conductor del popular programa Punto Pelota en el canal tan poco querido llamado Intereconomía. En la edición digital del Diario AS, dicha persona tiene una sección en la que da rienda suelta a sus ideas como hago yo aquí. Y claro, no iba a quedarse atrás después del corte de mangas que han recibido por falta del Barça, que han vetado a Punto Pelota a que den noticias sobre el club catalán. 

Seguramente al leer club catalán, al que haya llegado hasta aquí y no sea fan de este club, habrá empezado a sacar pestes por su elocuente boca. Pues bien, yo he seguido ese programa durante muchas noches, gracias a mi insomnio y mi amor por este deporte, me he tragado programas de esta índole desde que era un enano. Así que realmente sé de lo que hablo, y en Punto Pelota he visto descalificaciones de colaboradores del programa en las que me hervía la sangre, y me sentía insultado como Barcelonista. 

El señor Pedrerol se ha defendido con palabras como: 




"Me gusta esta profesión, me encanta contar las cosas sin ataduras ni miedos. Mi única preocupación cada día es evitar hacer daño gratuitamente a alguien por un comentario o una información"



Lógicamente cuando a uno le atacan con un veto como el impuesto por el club azulgrana, no ve objetivamente como se están comportando esos perros de presa que tiene como colaboradores. De hecho él mismo dice ser seguidor del Barça y le he visto más pluma madrisita que a cualquier merengue de la capital... Os dejo el link para que vosotros mismo podáis evaluar este post y el de Josep

No sin antes dejar mi respuesta por escrita por aquí, ya que debido a los moderadores mi comentario puede que ni sea publicado, ahí está la Libertad que pides Josep, y también sabréis lo que opino:

"Sin duda está muy bien lo que expresas en este post sobre el periodismo, pero desde fuera se ve de otra forma.

 A mi como aficionado al fútbol y antes seguidor de Punto Pelota, me gusta que el periodismo se puede expresar sin ataduras, pero lo que está claro que tiene que ser desde dentro del respeto. 

Por ese mismo motivo he dejado de ver vuestro programa, por que se ha llegado a unos extremos en que tanto defensores de un equipo u otro se pasan de la raya, y no hay medida. Y sí, lo afirmo, me he sentido ofendido en varias ocasiones por comentarios surgidos en ese programa. No sé que os pasado, pero ha pasado de ser un debate sobre fútbol agradable en la que te enterabas de mucha información o disfrutabas por las noches, a ser una tertulia digna de cualquier plato de programas del Corazón.

Como bien dices el periodismo debe ser libre, que no haya clubes que puedan vetar a nadie, porque el aficionado lo que quiere es saber más, pero si yo me he sentido atacado, es normal que un club se haya sentido deshonrado. Dentro de la libertad debe haber una moderación y un respeto, y esto último se ha perdido.

Un saludo"