27 jul. 2014

Baúl de los Recuerdos

A veces la noche juega malas pasadas y uno empieza a recordar sin más cosas tan tontas como por ejemplo ahora mientras escribo esto, si todo fuera como debiera ser estaría a 10 minutos de irme al trabajo. Estaría muerto de sueño, habiendo dormido pocas horas, o ninguna como es el caso esta noche, quejándome de los horarios y pensando en que coño iba a hacer yo un domingo por la mañana en el trabajo... 

Y es que las cosas cambian a un ritmo inesperado, no siempre son malas está claro, pero en septiembre cumpliría un nuevo año en aquella empresa que ahora parece tan lejana. Y sin embargo llevo más de año y medio en paro, buscando trabajo como un descosido... Lo frustrado que se siente uno ahora mismo ni lo podéis imaginar aquellos que tengáis curro. 

Aunque intento, como dije en otra entrada, limpiar mi jardín zen cada día hay veces que es imposible abrir el baúl de los recuerdos y volver a verte rodeado de una vida un tanto mejor. Esto en un par de horas se pasa, y lo sé. De hecho yo mismo cicatrizaré la herida de después de escribir estas líneas... pero de vez en cuando viene bien escribir y escupir los malos presagios. 

Sin duda este último año ha sido duro, pero se lleva mejor cuando te rodeas de personas que de verdad te quieren y se preocupan por ti, se lleva mejor cuando ves que tu pasión se ve recompensada, y la música llega el vacío que otros han dejado ahí. Podría ir peor siempre he pensado eso, dentro de lo que cabe aún tengo salud! XDD

En fin, amigos del nerdismo, simplemente me apetecía escribir unas líneas, ya que hoy el sueño no acude a mí, y forzarme a mi mismo a sacarme la espinita para poder seguir contestado a la típica pregunta de "Qué tal?" con un "Va bieeen!". Es mejor eso a estallar en una bola de ira, cómo por desgracia alguna vez me ha pasado en este periodo y a veces pagándolo con gente que no tiene porque recibir tu mierda....

Nos vemos en el siguiente post! (Si es que lo hay! jajaja)

No hay comentarios: