25 may. 2011

Trampa Mortal

Todos tenemos una canción, o varias, que han marcado nuestra vida. Por un motivo u otro están ahí poniéndole la banda sonora a ese momento ya pasado. Ya sea positivo o negativo. Mi vida siempre ha estado regida por un destino aciago, un camino que nunca ha sido de rosas, unos obstáculos demasiado altos…  Lógicamente todos creemos que nuestros problemas son los más importantes.

Sin duda hay dos canciones que han marcado mi vida desde el primer día, y estoy seguro de que seguirán ahí hasta el día en que diga adiós a este mundo.  Siempre he dicho que mi vida es como una caja de música, una melodía que se repite una y otra vez, un mismo baile, una misma manera de buscar motivaciones…

Efectivamente puedo decir que estoy perdido siempre que no tengo una motivación, seguir este camino lleno de obstáculos tiene que tener un fin por el que sentirme bien conmigo mismo, puede ser desde un simple momento con los amigos, recibir el amor de una pareja, empezar a trabajar en un sitio nuevo, miles de cosas. Y cuando la desmotivación llega, uno vuelve a refugiarse en esa cajita musical, que consigue crear una coraza, y aunque la tristeza me abrece, evita que caiga más y más…



Esta es la canción que marca mi vida, y hoy quiero compartirla con todos vosotros:

No hay comentarios: