11 may. 2012

Releer correo antiguo... bad idea

Hoy ha sido un día raro, un día de los que hacía tiempo que no tenía, uno de esos en que no se puede considerar buen día. Me ha cogido todo tan desprevenido, bajo de defensas tal vez, se atragantan las palabras entre cruzadas, todo suena mal, no hay nada que veas con claridad.

No sé, igual es que me había acostumbrado a tener los sentimientos apagados o fuera de cobertura, tenerlos controlados y no pensar en nada que me pudiera distraer. Una vida monótona que me parecía normal, un trabajo que cambia de un día para otro... aunque aún no está todo definido. Hoy no piensas que el cambio sea a mejor, sino que será igual e incluso peor.

Y lo peor de todo eso es cuando intentas matar el tiempo, poner en orden una parte de tu vida, te pones a ordenar el correo antiguo, a borrar lo que ya no necesitas, correos que ves y dices; "Mira como se hacía antes para arreglar ese problema..." (en relación al trabajo). Correos en los que especulabas como sería tu vida si no tuvieras que trabajar ese fin de semana, o esa noche en la que todos quedan y tu no puedes. Te hacen hasta gracia...

Pero el golpe de gracia es cuando vez correos que hablan de algo pasado que te ayudo a sonreír tiempo atrás, situaciones que te hacían sentir como un puto adolescente, sorprendiéndote a ti mismo de lo que puedes llegar a pensar. Situaciones en las que se te caían las bragas al ver esa persona aparecer detrás de ti cuando no esperabas verla hasta dentro de unas semanas.

A veces te sorprendes a ti mismo guardando estas cosas, que deberías haber borrado para no caer en la misma rutina de la soledad, ese día en que soledad llama a tu puerta y te abraza.
En fin... amigos, no releais viejos correos, debería haber un cartel que pusiera NO TOCAR, PELIGRO o algo de eso!


No hay comentarios: