25 mar. 2012

Marzo Negro...

Dónde hubo un F6… ahora hay un Supr

El 19 de Septiembre de 2011 tuve un momento de esos mágicos, un momento de esos en los que no creía, en que Murphy posiblemente se había olvidado de mí y había dejado que por una maldita vez en la vida, las cosas salieran bien. Qué digo bien! A pedir de Boca, joder!
Fue una fecha que marqué en mi agenda, en el calendario, con un rotulador fluorescente del color más chillón, para que se viera bien, para recordar en tiempos de flaqueza. Una fecha que tenía un nombre propio con su F6.

7 meses más tarde todo eso ha cambiado, toda la oscuridad ha caído sobre los laureles de mi vida, ha ensombrecido mis pasos, mis pensamientos, básicamente escribo este dolor que llevo dentro, porque no he sido capaz de romper a llorar, como otras veces, y no es que no merecieran mis lágrimas.  Pero supongo que cuando te estás preparando para algo, cuando tu mente ha ido creando unas barreras para este día, las cosas se ven con el mismo sentimiento pero expresándolo de otra manera.

En 7 meses las cosas cambian mucho, la vida puede ser igual de monótona que siempre, pero mi vida ha sufrido pérdidas, importantes sin duda alguna, he perdido amigos, he perdido la chica a la que quería, he perdido mi libertad, mi habitad, mi casa… y lo peor de todo he perdido a una de las personas que más cariño me han otorgado de mi familia, he perdido a esa persona que siempre reía cuando nos veíamos. Esa persona que fuera la hora que fuera, y aunque tuviera la cocina cerrada en el bar, se metía entre fogones y me hacía los mejores pepitos de lomo del mundo… por decir algo, ya que no era solo eso lo que mejor hacía.

Es un palazo tremendo perder alguien así, a una edad temprana, perder a tu tía por el maldito cáncer, no es plato de buen gusto para nadie. Igual este escrito es una mierda, pero sin duda es la mejor forma que tengo de expresar todo el cariño que te tenía y te seguiré teniendo, espero que estés en el mejor sitio del mundo, que estés donde estés nos veas y te sientas orgullosa, sabiendo que tanto tus hijos como tu marido (mi padrino), mis padres y yo te queremos como locura. Al igual que mucha otra gente que no nombraré aquí por el respeto de no dejarme a nadie, y porque son muchísimos la legión de amigos que has dejado en este mundo.

Ojalá pudiera suprimir este 24 de Marzo, ojalá todo esto nunca hubiera pasado, ojalá no nos hubiera tocado a nosotros esta vez, es egoísta pero tengo la idea de que cuando alguien está abajo otro debe estar arriba. 

Descansa en paz, tita


Y una vez de pequeño me enseñó
la canción de niño aprendió 
Carcajadas comenzaron a sonar 
Porque era alegre como yo...

No hay comentarios: