23 oct. 2011

Caliento Motores y acción!!!

Tener la sensación de que todo va a explotar de un día a otro, y realmente sin saber porqué, tampoco parece interesarte saberlo. Hace tiempo que dejaste de creer en la humanidad… y cuando ves cosas raras simplemente te apartas ya que tarde o temprano siempre te salpica.

Pasan las horas, los días, y esa distancia entre seres que antes eran tan cercanos es mayor, sin saber que ha pasado, que has podido decir, que has podido hacer… O realmente piensas en qué no has hecho, dicho o visto.

Lo mejor de todo es que a ti, estas situaciones te hacen mucha gracia, lo ves todo fríamente, y sonríes pues es algo que te distrae de tus pensamientos. Posiblemente es uno de los sentimientos más egoístas que puedes vivir ahora mismo… Pero realmente te la sopla.

Por una vez en la vida sientes que las cosas tienen buena pinta, que tienes lo que necesitas y lo que no, no te obsesiona, no estás pensando en cómo arreglarlo, en cómo solucionarlo y poder llegar a ello. Y no es que hayas perdido la ambición, todo lo contrario tus metas siguen estando bien altas, pero si es cierto que ves la vida con otros ojos.

Una mirada que antes no sentías, una sonrisa limpia de falsedades, un sentimiento que crece día a día, miedos que se esfuman… Posiblemente antes te habrías esforzado mucho más por saber el porqué de una situación así, pero ahora mismo no lo necesitas, no necesitas mancharte las manos, que la mierda salga a flote y ni tirando de la cadena varias veces seas capaz de conseguir que desaparezca.

Y piensas en ello, aunque no le des importancia, piensas en si deberías dársela, piensas que ya tienes suficiente de gilipolleces, y lo que buscas es confort, estabilidad, recuperar esa seguridad que te caracteriza, ver la vida del lado más positivo posible, y para ello estas cosas tienen que resbalar por su espalda y como mucho hacerle compañía a tu peludo culo.

Además sabes que tú has dado un paso hacia delante, y además ese paso debería haberte acercado más, sin embargo parece que te ha alejado. Así que sigues el camino del día a día, que va surgiendo con sus curvas, sus rectas interminables, sus cuestas con pendientes de máximo riesgo… Pero no te paras a mirar atrás y pensar que ese camino podría ser más fácil de otra manera.

Y si el destino lo ha querido así, quien eres tu simple mortal para interponerte en su camino…



Siempre hay un camino a la izquierda para retroceder
De toda esa mierda que me mezcla contigo


1 comentario:

Elena dijo...

Simple mortal? SIMPLE MORTAL???????? (Me parece estupendo lo que dices, siempre hay qué ser positivos pero... simple mortal?????????) Jajajajaja, nanit daddyyyyyy