11 nov. 2011

Cambia y deja salir a La Bestia

¿Me recuerdas?

Si… ¿dónde has estado todo este tiempo?

Donde tú has querido que estuviera, escondido bajo un cúmulo de sentimientos innecesarios.

Dijiste que nunca me abandonarías…

Y no lo he hecho, fuiste tu quien cavaste mi tumba y me echaste como estiércol esa mierda sentimental que ha brotado en tu vida.

Aún así has vuelto… te debo caer muy bien.

En realidad me das pena, me da pena ver en lo que te has convertido, lágrimas, amor, sentimientos… Mis enseñanzas una vez más desvalijadas, siempre te has querido librar de mí, y nunca te has dado cuenta de lo bien que nos iba cuando seguías la trayectoria marcada.

¿Bien? Si la moneda siempre ha salido cruz… si la suerte nunca ha estado mi lado, si la vida ha sido siempre una cuesta arriba de pendiente máxima.

Si… ¿Quién ha dicho que fuera fácil? No, no lo era, pero no eras ese pingajo que eres ahora, mírate, destruido el castillo de naipes, ese que nos costó tanto montar, y la coraza? Esa donde rebotan los problemas y se hacían más pequeños, y el pozo sin fondo que conseguimos crear en tu mente? Desbordado…

Cállate!… por favor

¿Qué me calle? Afróntalo, mírate al espejo y dime si te gusta lo que ves: Ojeras, rojos esos ojos dónde el fuego no prende, cabizbajo, esa barba descuidada, esos labios con ese gesto tan triste… Solo por hablar de la cara, quieres verte así? Si es así, volveré a esconderme y que te vaya bonito. Pero no he venido para perder el tiempo, y ahora qué? Ansiedad, insomnio…

Eso nunca se ha marchado, ansiedad es esa vieja compañera de viaje y qué te voy a contar del insomnio que no sepas tú…

Pues te lo metes por el culo, vamos a luchar contra eso y más, eso si vas a tener que vomitar esos sentimientos y volver a ser el frío calculador, volveremos a tener ese nombre compuesto que tanto nos ha gustado, volveremos a ese Dako la Bestia, juntos… Qué te parece?

Una idea sublime, no hace falta decir nada más… Déjame volver a acostumbrarme a ello, déjame que me beba un par de cervezas y verás tú!

Esa es la actitud muchacho, escúpelo… lo necesitas

No hay comentarios: