25 feb. 2012

Adversidades: Abrazos...

Hay gente que me aún me sorprende, pero esta vez nos es para mal, sino todo lo contrario. Gente que me sorprende para bien, gente que con solo mirarme, verme venir andando y verme a 20 o 30 metros de distancia, ya sabe que algo no anda bien en mi cabeza.

De esa gente hay poca hoy en día, y lo que más me sorprende de todo esto es que sea alguien que me ve una vez cada 3 meses con suerte un par más. Pero son personas que parece que nunca se han marchado de la isla, para las que parece ser soy un libro abierto, y saben que de vez en cuando yo también necesito un abrazo. Sentir un poco de calor…

Doy gracias porque aún me queden seres así en mi vida, ya que últimamente siento que esta vida es una pérdida de tiempo, como habréis leído por el blog, mi mundo nerdo y vuestro mundo al fin y al cabo.
La mala suerte se está cebando con mi entorno, con mis amigos y conmigo mismo. 

Últimamente parece que nos ha mirado un tuerto, amigos con enfermedades raras a las que no encuentran cura aún, amigos envueltos en accidentes de coche que por suerte solo se quedaron en un susto, fallecimientos de seres cercanos y personas importantes de nuestro entorno, más enfermedades de familiares que parece que no tienen cura… y de mí ya no voy a hablar, lo he hecho suficiente ya, no voy a ser ególatra, aunque el texto lo pueda parecer.

Y simplemente voy a dar las gracias a esas dos personas que aún pasándolo tan mal como yo, o incluso peor, me han visto llegar y ya sabían que no estaba bien, que me han abrazado, me han sacado una sonrisa, una jodida sonrisa sincera… Al igual que vosotros siempre estáis ahí para mí, sabéis que esté donde esté siempre estaré para vosotros.


Qué pasa ahí fuera con esos niños,
con miradas de adultos sin ilusiones ni sueños

El niño quiso conocer y nadie supo responder,
el niño no encontro el cariño que el creía merecer


No hay comentarios: