19 jun. 2011

Caer el vacío

Estaba trasteando entre antiguos textos, intentando empaparme de literatura propia para ver si mis manos se ponían a la obra, mi mente arrancaba la maquinaria y aprovechaba el tiempo libre que me ha dado hoy el curro, para redactar algún párrafo nuevo de esa historia del Holocausto que aún no ha terminado. Y me he topado con un texto que escribí hace un par de años... por lo que veo es del 2008, aunque creo que mi prosa a mejorado considerablemente desde entonces, me ha dejado muy buen sabor de boca así que ahí os lo dejo!!! (con una fotico para ambientar)

"Noto como el viento me acaricia el pelo, es agradable sentir este frescor estallándose en mi cara, como si de una brisa marina se trata.
Poco a poco la velocidad aumenta, puedo apreciar como el viento que antes me agradaba empieza a asustarme, abro los ojos y veo el vacío.

Intento agarrarme con todas mis fueras a cualquier resquicio o saliente que pueda detener este enorme subidón de adrenalina, todo está allí abajo, no puedo ver el final del túnel que estoy atravesando.
Siento vértigo, siento miedo... pero cuando veo que nada puedo hacer , intento acostumbrarme a la situación, poco a poco me acerco al final. Mi corazón bombea más rápido que nunca, mi respiraicón se acelera, por mucho que quiera no sé como detener esta caída.

¿Realidad o Ficción? Me pregunto, pero para mí esto esta tan real como la vida mismo, debo aceptar que me voy a estallar, después de esta ostia no va a quedar nada de mí, un cuerpo reventado contra el suelo, huesos y músculos inservibles en estos momentos.

Y cuando he reunido el valor suficiente como para aceptar que voy a morir, que mi vida se apaga a ritmos acelerados, despierto. Exaltado abro los ojos, un sudor frío invade mi cuerpo, tengo la boca seca, los labios cortado... ¿Realidad o ficción? Para mí ha sido más real que nunca.
Recurro a algo que una vez me leí, algo que me tranquilice y poder así volver a dormir, descansar.

Dicen que cuando uno sueña con una caída al vació y se despierta de repente, es que algo ha cambiado en su vida, ya sea para bien o para mal... ¿Qué habrá cambiado? Me pregunto mientras vuelvo a cerrarlos ojos y respirar aliviado, hasta que vuelva a pasar"




No hay comentarios: