1 jul. 2011

Trastornos del Sueño

Últimamente me cuesta conciliar el sueño más de lo normal, y cabe mencionar que generalmente necesito varias horas para entrar en la fase REM. Cuando te pasas un largo periodo con insomnio, tu cuerpo se resiente, pero más que tu cuerpo sin duda alguna la que más lo nota es tu mente.

Por causas del destino, he sufrido en mis carnes el más duro insomnio durante una temporada más que larga, más bien eterna. Recuerdo esa época como un cúmulo de ansiedad y paranoias tremendas, mi mente era una especie de tornado que no paraba quieta ni un solo segundo, pensando, buscando soluciones, encontrando más problemas.  El décimo mes de dormir una media de 1 hora al día, 2 con mucha suerte, la locura ya se había apoderado de mí.

Es duro estar en completo silencio durante toda la noche, con la máxima oscuridad y que tus ojos no se cierren, que tu cabeza no esté realmente en esa habitación, es difícil ver pasar las horas tan lentamente. Y todo eso lógicamente tiene consecuencias…

Siendo sinceros mi trabajo no ayuda en absoluto a que este pájaro de la noche,  echa a volar por las mañanas y dormir por las noches. Tal vez alguien que nunca ha tenido problemas con el sueño, lo nota menos, y aunque le cueste termina cansado, ergo acaba durmiéndose. A mí  me cuesta una barbaridad parar de un turno de tarde a un turno de mañana, y ya no cuento de una noche a la mañana.

Además como iba diciendo los trastornos graves, siempre acaban teniendo consecuencias, de hecho a veces 
me parece hasta gracioso, irme a dormir a las 2 de la madrugada y despertarme a las 6 como si hubiera dormido 7 u 8 horas… Cuando el día anterior has dormido unas cuatro horas también.
Esperemos que durante el éxodo vacacional vuelva a dormir como una persona normal… aunque lo veo difícil!

Os dejo con una canción que me relaja muchísimo:

No hay comentarios: