23 abr. 2011

Talento en las calles

Saludos amijos del nerdismo, antes de postear el siguiente capítulo de ese pequeño caos literario que tengo en la cabeza. Quiero hacer un alto y aprovechar un vídeo, que ha hecho que se me ponga la piel de gallina. Y tocar un tema que por desgracia se repite cada día en nuestras calles.

Hay un talento pudriéndose en las zonas más transitadas de nuestras ciudades, gente que canta, gente que toca algún instrumento, pintores, dibujantes y un largo etc, están ahí durante largas jornadas, amenizando nuestras caminatas por tan solo unos cuantos euros. Realmente no sé que pueden llegar a recaudar a lo largo del día... pero imagino que poco. Lo justo para poder comer algo al día.

Sin embargo vemos la Tv llena de desperdicios humanos ganando una burrada por simular un mareo, o oímos en la radio artistas (si es que se les puede llamar así), que por que han tenido un buen padrino, o simplemente un golpe de suerte, sacando discos como churros. Sabiendo que realmente ni cantan tan bien, ni son tan humildes, ni escriben ellos ni componen sus propias canciones... Algo muy frustrante. El vídeo en cuestión que ha desencadenado este post es el siguiente:



Este señor se presentó al concurso de talentos que hacían en una radio americana, con sus pintas de vagabundo, sin una guitarra que tocar. Pero aseguraba que él sabía tocarla, y quería intentar ganar ese concurso. Lógicamente para ganar el premio en metálico, ni sabía que podría optar a grabar su propio EP. Le dieron algo de ropa, le dejaron una guitarra y se puso a interpretar esta versión de Creep de Radiohead dejando a oyentes y los propios jueces del concurso con la boca abierta. Después de varios días interpretando canciones, fue elegido como ganador del concurso... optando a grabar su propio disco.

No sabemos que le deparará el futuro, pero al menos que ese dinero le haya venido bien para salir de la calle y comenzar una nueva vida. Recuerdo que cuando era un crío, me sentaba muchas tardes antes de entrar a clase o después, con un hombre muy parecido a este, se llamaba Michel aunque le llamáramos el inglés, vivía en la calle pero su manera de tocar la guitarra me fascinaba, de hecho puedo asegurar que fue quien me enseñó a tocar mis primeras notas... Le perdí de vista, y de hecho no le he vuelto a ver por la isla, pero ese hombre no tocaba la guitarra, le hacía el amor con una delicadeza jamás vista.



A disfrutar del talento callejero ;)

No hay comentarios: